Dispepsia

Un niño de 12 años presenta un historial de molestias abdominales de 11 meses de duración. La incomodidad se localiza en el abdomen derecho, izquierdo y medio superior. No hay asociación del dolor con la actividad, la posición, las comidas o el tipo de alimento, ni con las deposiciones. La incomodidad abdominal ocurrió más comúnmente en la mañana. El dolor puede durar hasta 4 horas. A menudo experimenta náuseas cuando tiene dolor y vomita al menos una vez a la semana. Los movimientos intestinales ocurren una vez al día y no están relacionados con el dolor.

Los síntomas característicos de la dispepsia en niños son dolor persistente o recurrente e incomodidad en la región media superior del abdomen. Las personas a menudo describen que el dolor ocurre durante las comidas, después de comer o por la noche.

La incomodidad puede ser una sensación de plenitud después de las comidas, una sensación temprana de haber tenido suficiente para comer (saciedad), hinchazón, eructos, náuseas, arcadas, vómitos, regurgitación, pérdida de apetito o rechazo de alimentos.

Cada uno de estos síntomas puede deberse a una enfermedad estructural o a una enfermedad gastrointestinal funcional. En los niños, se sugiere una causa estructural si las siguientes circunstancias están presentes:

  • Edad joven (menos de 5 años)

  • Fiebre, pérdida de peso o retraso en el crecimiento

  • Vómito con sangre o bilis

  • Dolor que despierta al niño del sueño

  • Dolor referido a la espalda, los hombros o los brazos

  • Sangre en la orina

  • Dolor de un lado del abdomen (dolor de flanco)

  • Inflamación o desgarros en el área anal (enfermedad perianal)

  • Sangre en las heces

  • Pruebas de laboratorio de escaneo anormales

  • Antecedentes familiares de enfermedad inflamatoria intestinal o úlcera péptica

La lista de causas que deben descartarse antes de realizar un diagnóstico de dispepsia funcional es larga e incluye inflamación del tracto gastrointestinal superior; trastornos de motilidad; enfermedad pancreática, biliar o urinaria; y enfermedad psiquiátrica.

La dispepsia funcional es definida por el Comité de Roma III en niños / adolescentes con un historial de por lo menos 2 meses de:

  • Dolor persistente o recurrente o malestar centrado en la parte superior del abdomen (arriba del ombligo);

  • Ninguna evidencia de que la dispepsia se alivie exclusivamente por la defecación o se asocie con el inicio de un cambio en la frecuencia de las heces o la forma de las heces (es decir, no intestino irritable); y

  • Ninguna evidencia de un proceso inflamatorio, anatómico, metabólico o neoplásico considerado como una posible explicación de los síntomas del sujeto

La distinción entre dolor e incomodidad es difícil de hacer para los niños pequeños y sus padres.

Existen datos limitados sobre la causa y el desarrollo de la dispepsia en los niños. Existe alguna evidencia de que la dismotilidad puede estar involucrada. Algunos estudios mostraron evidencia de ritmo mioeléctrico gástrico irregular y retraso en el vaciamiento del estómago y el duodeno, otros una motilidad antroduodenal alterada.

No está claro si estas irregularidades causan síntomas dispépticos, pero un estómago que se vacía lentamente, o un flujo hacia atrás de alimentos desde el duodeno hasta el estómago, puede ser importante. Los factores psicológicos pueden desempeñar un papel en la expresión de síntomas

Diagnóstico

No hay marcadores de diagnóstico específicos para la dispepsia funcional. Al igual que con muchas otras afecciones, una historia minuciosa y detallada tomada por un médico es el componente más importante de la evaluación y a menudo conduce al diagnóstico correcto. La historia debe incluir factores dietéticos, psicológicos y sociales.

Un historial puede revelar una relación entre los síntomas y la comida, la actividad o los factores estresantes. A menudo es útil para el niño y los padres mantener un diario de síntomas que detalle la hora, el lugar, la intensidad y el carácter del dolor o la incomodidad, el tiempo y el contenido de las comidas, las actividades diarias y el patrón de defecación.

Existe una considerable diversidad de opiniones entre los médicos con respecto al alcance de las pruebas de diagnóstico para realizar en un niño que parece tener una constelación de síntomas que apunta hacia una causa funcional de la dispepsia.

El procedimiento de diagnóstico debe individualizarse, de acuerdo con la información obtenida durante la toma de antecedentes y el examen físico. Una endoscopia gastrointestinal superior no es obligatoria.

La evaluación de la orina y la evaluación de sangre para detectar otras enfermedades generalmente son necesarias.

La endoscopia permite el descubrimiento de ulceraciones o inflamación significativa en el tracto gastrointestinal superior. Si la endoscopia es normal, entonces puede ser útil controlar el reflujo ácido (flujo de retorno del contenido del estómago hacia el esófago).

La ecografía abdominal no parece ser útil en niños. Las radiografías gastrointestinales superiores con seguimiento del intestino delgado son útiles para excluir causas físicas como malrotación [posición incorrecta del intestino en el abdomen], ileítis terminal [enfermedad de Crohn] y otras lesiones obstructivas o inflamatorias.

La manometría gastroduodenal es una herramienta de diagnóstico factible y útil en la investigación clínica de los niños cuando los síntomas sugieren alteración de la función del tracto superior y puede proporcionar una base para un enfoque de tratamiento con medicamentos que actúan sobre la motilidad del estómago y el intestino delgado

Pruebas de diagnóstico

La endoscopia es un examen del revestimiento del esófago, el estómago y la parte alta del intestino delgado utilizando un tubo delgado y flexible (endoscopio) con una pequeña cámara de video en la punta del endoscopio.

La ultrasonografía es un método de diagnóstico que usa ondas de sonido para crear imágenes representativas.

La manometría gastroduodenal es una prueba que mide los cambios de presión que ocurren dentro del estómago y el intestino superior/alto.

Tratamiento

El manejo de la dispepsia gira en torno a una causa estructural o funcional. Si se encuentra una causa estructural, el tratamiento puede ser específico para la causa subyacente. Para la dispepsia funcional, el objetivo es proporcionar alivio sintomático.

Reduciendo o evitando alimentos o bebidas con picantes, grasas o cafeína puede ayudar si asociadas con el inicio de los síntomas.

Medicamentos como los bloqueadores H2 [reducen la cantidad de ácido producido en el estómago], inhibidores de la bomba de protones [limita la cantidad de ácido producido] y agentes proquinéticos como metoclopramida, domperidona, cisaprida o eritromicina [aumentan la motilidad gastrointestinal], se han utilizado con algún éxito.

Existe un porcentaje de niños que pueden tener una base conductual o psicológica para su queja. Para ellos, los tratamientos como la modificación ambiental, las técnicas de relajación, la psicoterapia, la reducción del estrés, la hipnoterapia o la bioretroalimentación se han utilizado con éxito variable. Para ellos, se deben considerar los antidepresivos tricíclicos a dosis bajas como la amitriptilina y la imipramina [para ayudar a reducir el dolor].

¿Te ayudó este artículo?

IFFGD es una organización de educación e investigación sin fines de lucro. Nuestra misión es informar, ayudar y apoyar a las personas afectadas por trastornos gastrointestinales.

Nuestro contenido original está escrito específicamente para los lectores de IFFGD, en respuesta a sus preguntas e inquietudes.

Si le resultó útil este artículo, considere apoyar a IFFGD con una pequeña donación deducible de impuestos.

Adaptado de la Publicación # 807 de IFFGD por Vera Loening-Baucke, MD, Profesora Emérita de Pediatría, Universidad de Iowa, Iowa City, IA.

Recursos

books

Un poco de conocimiento puede hacer una gran diferencia.

La mayoría de la información en nuestra biblioteca está escrita por líderes de pensamiento médico de todo el mundo.

Aproveche hoy.

Biblioteca de Publicaciones

Hablando de desórdenes GI en niños

Definiciones médicas

Enlace a la página web para obtener capturas de pantalla a continuación: https://aboutkidsgi.org/dyspepsia.html

%d bloggers like this: