Ensuciamiento y Retención Fecal Funcional

Pregunta y Respuesta: Encopresis (Ensuciamiento Fecal) y Retención Fecal Funcional

Respuesta de: Paul E. Hyman, M.D., Profesor de Pediatría, Jefe de Gastroenterología Pediátrica, Centro Médico de la Universidad de Kansas, Kansas City, KS

Pregunta

Mi hijo fue diagnosticado con encopresis hace casi 2 años. Mi doctor cree que es mi culpa que mi hijo tenga encopresis, diciendo que no lo estoy medicando o que no le estoy dando los alimentos correctos. Esto está mal, sí estoy medicando y alimentándolo de la forma en que me lo han dicho. Pero aún no hay resultados alentadores. Mi hijo tiene un laxante y un ablandador de heces. Él ha tenido enemas, pero los tratamientos solo funcionan por un corto tiempo. ¿Podría haber algo más pasando con él que sea malo?

Respuesta

La encopresis (o suciedad fecal) generalmente se asocia con estreñimiento. Solo un pequeño porcentaje de estreñimiento en los niños es causado por una enfermedad. La mayoría del estreñimiento en los niños tiene una causa funcional, lo que significa que los síntomas son reales, pero no hay signos de lesión o infección, sangre o anormalidad anatómica.

La retención fecal funcional es el problema más común en los niños que vienen a ver a un gastroenterólogo pediátrico. Se define comoel paso de heces grandes y duras a intervalos infrecuentes, con días o semanas de diferencia; y por el niño tratando de evitar tener una evacuación intestinal endureciéndose y enderezando sus piernas y nalgas.

La retención fecal funcional se debe con mayor frecuencia a experiencias de defecación atemorizantes o dolorosas, que resultan en la anulación voluntaria de la necesidad de evacuar. La retención repetida de las heces causa un aumento en el tamaño de las heces lo que lleva a experiencias de defecación más dolorosas e intentos adicionales de evitar o anular la evacuación.

Entendemos qué causa el ensuciamiento. A pesar de que el niño puede retener las heces durante días o semanas, aún necesita pasar gas muchas veces al día, como todos los demás. Cuando relaja su parte inferior para dejar salir el gas, el líquido que se ha filtrado alrededor de las heces retenidas también puede filtrarse y ensuciar la ropa interior.

A medida que se acumula el excremento retenido, el niño se torna irritable y come mal. Tan pronto como sale el excremento, el niño se siente aliviado y feliz, y come para compensar las comidas perdidas, hasta que comienza todo el ciclo nuevamente. La dieta rara vez tiene un impacto en la retención fecal funcional, porque el problema ya no es solo el estreñimiento, sino el temor del niño a la evacuación dolorosa de las heces.

Los enemas y los supositorios le quitan el control personal al niño y no ayudan al niño a aprender las conductas correctas del baño. Aunque muchos médicos usan enemas, supositorios e incluso cirugía, hay una manera más amigable para los niños de deshacerse de este problema.

La retención fecal funcional no es una enfermedad. No es peligroso, aunque el niño y la familia puedan sufrir. Hay mucho que podemos hacer para ayudar al niño a que desaparezca.

Desde la edad de 6 meses hasta la edad de 5 años, el tratamiento consiste en eliminar el miedo a tener una evacuación intestinal. En la mayoría de los casos, eliminar el miedo requiere alrededor de un año de medicación diaria para asegurar el paso sin dolor de las heces: heces que son suaves con la consistencia de la avena o puré de manzana.

Hay muchos medicamentos que suavizan las heces sin causar calambres como Senna. Por ejemplo, el polietilen glicol es el más popular en los EE. UU porque es una mezcla incolora, inodora e insípida  que se puede colocar en la bebida favorita del niño. Lactulosa, Leche de Magnesia y sorbitol son todos satisfactorios. Ninguno de estos agentes causa calambres ni penetran en el cuerpo. Simplemente suavizan las heces y el niño retiene el control de cuándo decide ir al baño. La clave del tratamiento es asegurarse de que no duela cada vez que decida ir.

Cuando los niños con retención fecal funcional llegan a los 6 años, comienzan a pretender que no hay problema. Pueden volverse reservados sobre las deposiciones y esconder ropa interior sucia o incluso pedazos de heces alrededor de la casa. Niegan oler cualquier deposición, incluso cuando han manchado sus pantalones. Niegan tener la sensación de tener que ir al baño. Esta etapa de negación puede durar entre 6 y 7 años. Es muy difícil tratar a los niños que niegan que existe un problema, porque es su privacidad y no hay manera de que los padres o los médicos puedan controlarlo.

Algunos niños en edad escolar están motivados para mejorar. Todo lo que quieren es escuchar la explicación del problema y alguien que los guíe a través del problema.

Muchos otros sufren durante años, hasta que son lo suficientemente mayores como para pensar en el problema como un adulto. Luego, encuentran una manera de mejorar, con o sin la ayuda del médico.

Recursos

books

Un poco de conocimiento puede hacer una gran diferencia.

La mayoría de la información en nuestra biblioteca está escrita por líderes de pensamiento médico de todo el mundo.

Aproveche hoy.

Biblioteca de Publicaciones

Hablando Acerca de Desórdenes GI en Niños

Definiciones médicas

Enlace a la página web para obtener capturas de pantalla a continuación: https://aboutkidsgi.org/childhood-defecation-disorders/soiling-and-functional-fecal-retention.html

%d bloggers like this: