Dolor abdominal o dolor de estomago en Niños: Preguntas comunes sobre los dolores abdominales

Aquí hay respuestas a algunas preguntas comunes sobre los dolores abdominales

¿Cómo puedo saber si mi hijo está fingiendo un dolor de estómago?

Asuma que el dolor de estómago es real.

¿En qué se diferencia un trastorno funcional gastrointestinal (GI) de una enfermedad?

En este contexto, el dolor asociado con la enfermedad es causado por anomalías anatómicas, inflamación y / o destrucción del tejido. Los dolores funcionales son causados ​​por una alteración en la forma como funciona el cuerpo.

Si mi hijo tiene síntomas, pero las pruebas son negativas, ¿significa que está todo en la cabeza de mi hijo?

No. Los dolores funcionales están influenciados por una combinación de factores mentales (la mente) y médicos (físicos)- una interacción cerebro-intestino. El tracto gastrointestinal está conectado al cerebro por millones de nervios, y cada sistema influye en el otro.

Si los síntomas persisten, ¿mi hijo necesita más exámenes?

Hacer esta pregunta significa que usted no acepta el concepto de trastornos funcionales, no ha aceptado el diagnóstico de su hijo o tiene miedos relacionados con la salud del niño que aún no se han abordado.
Si ha llevado al niño a otros médicos que quizás no hayan llegado a un diagnóstico basado en síntomas, la confianza en un diagnóstico funcional podría no ser fácil.
Un médico bien informado puede diagnosticar un trastorno GI funcional mediante una revisión cuidadosa de los síntomas del niño y un examen físico. Si cualquier procedimiento diagnóstico seleccionado es realizado, por lo general se limitan a unas pocas pruebas básicas.
Los trastornos GI funcionales no son peligrosos y sabemos cómo manejarlos. Hable con su médico si tiene preguntas o si observa un cambio en los síntomas.

¿Cómo puedes estar seguro de que no hay enfermedad?

Las preocupaciones sobre la salud del niño son normales. Las explicaciones repetidas pueden ser necesarias porque el concepto de síntomas funcionales puede ser nuevo.
No hay pruebas para el diagnóstico de un trastorno gastrointestinal funcional, pero existen criterios de diagnóstico basados ​​en los síntomas. Los trastornos funcionales gastrointestinales son comunes; las enfermedades son inusuales. Si los síntomas de su hijo cumplen con los criterios de diagnóstico para un desorden gastrointestinal funcional, no hay necesidad de preocuparse de que sea otra cosa.
Pídale a su médico que reevalúe al niño de inmediato si los síntomas cambian.

¿Cómo se trata el dolor en los trastornos funcionales?

Conceptualmente, el dolor abdominal funcional puede tratarse:

  1. con educación
  2. de arriba hacia abajo (aprendizaje)
  3. de abajo hacia arriba (medicamentos), o
  4. con cualquier combinación de estos.

A veces, obtener un diagnóstico y aprender acerca de un trastorno funcional es suficiente para reducir las preocupaciones que tiene una familia sobre la salud de su hijo. Todos los padres hacen las mismas cuatro preguntas cuando consultan a un médico:

  1. ¿Qué está mal?
  2. ¿Es peligroso?
  3. ¿Se irá?
  4. ¿Qué podemos hacer al respecto?

En el caso de un dolor abdominal funcional, las respuestas son:

  1. Es un dolor de estómago funcional.
  2. No es peligroso.
  3. Viene y se va.
  4. Hay varias formas de tratarlo.

Si las respuestas satisfacen y el niño no está discapacitado de ninguna manera por el dolor, un tratamiento adicional puede ser innecesario. El objetivo es ayudar al niño a sobrellevar los síntomas para que no se pierda de las obligaciones y actividades diarias.

Tratamiento de arriba hacia abajo: los niños pueden aprender a usar las partes pensantes de sus cerebros para reducir el dolor.
La investigación ha demostrado que la terapia cognitiva de comportamiento (TCC) y la hipnosis pueden ser tan buenas como la medicina para aliviar los síntomas GI funcionales.
La TCC (siglas en Ingles: CBT) es una serie de lecciones que enseñan a un niño (o adulto) cómo usar la parte del cerebro que piensa para reducir el dolor de los trastornos funcionales. Por lo general, un psicólogo enseña estas lecciones durante una hora cada semana durante aproximadamente diez semanas. Es responsabilidad del niño practicar las técnicas en el hogar todos los días, por lo que la TCC requiere una activa participación en el tratamiento.
Un segundo tratamiento de arriba hacia abajo es la hipnosis. En una investigación cuidadosamente diseñada, la hipnosis era tan buena como la medicina en el tratamiento del síndrome del intestino irritable después de unas pocas semanas.
Si estos métodos de arriba hacia abajo están disponibles, tienen varias ventajas:

  • Le enseñan al niño las habilidades necesarias para reducir el dolor sin medicación.
  • Le agregan habilidades al niño para enfrentar otros tipos de adversidades y estrés, como 
 tomar exámenes en la escuela o subir una montaña.
  • Si se practica regularmente, las habilidades son una mejora permanente para enfrentar el 
 estrés de la vida.

Tratamiento de abajo hacia arriba: los niños pueden beneficiarse de pequeñas dosis de medicina para el dolor crónico o medicamentos para eliminar la acidez o los espasmos musculares intestinales. Estos medicamentos son seguros y efectivos en la mayoría de los niños, pero no en todos.
La elección de los tratamientos depende de qué tan incapacitante sea el dolor para las actividades diarias y la disponibilidad de los tratamientos.

  • Si el dolor no interrumpe las actividades diarias, entonces educando y tranquilizando a la 
 familia y al paciente puede ser todo lo que se necesita.
  • Si el dolor cambia la conducta del niño o perturba a la familia, entonces puede ser 
 recomendable de arriba hacia abajo la TCC/CBT, la hipnosis o los medicamentos.
  • Si un dolor abdominal funcional impide la asistencia a la escuela o una alimentación normal, 
 entonces una combinación de tratamientos de arriba hacia abajo puede funcionar mejor.

¿Es importante la fibra dietética?

En grandes estudios basados ​​en la población, la fibra parece tener algunas ventajas a largo plazo.
A corto plazo, aumentar la cantidad de fibra en la dieta de su hijo puede no valer la pena. En los niños pequeños, conseguir que coman algo con regularidad se convierte en una lucha, ya que es apropiado para su desarrollo probar su capacidad para controlar su entorno. Lo mismo ocurre con los adolescentes.
Además, la fibra a menudo se asocia con un aumento en la producción de gas intestinal y puede aumentar los calambres abdominales y las flatulencias. La flatulencia es especialmente embarazosa para el niño en edad escolar.
Las heces blandas y la defecación indolora se logran con mayor frecuencia con polietilenglicol oral diario, según las indicaciones del médico de su hijo

Aprenda más sobre Niños y Fibra Dietética Learn More about Kids & Dietary Fiber

¿La dieta es un factor importante?

La dieta es muy importante, pero cada niño es diferente. Es importante comer una dieta bien balanceada. Si es posible identificar alimentos que desencadenan síntomas, esos alimentos pueden reducirse o eliminarse de la dieta. Muchas personas con SII/IBS, que trabajan con un nutricionista experto, mejoran con una dieta baja en FODMAP. FODMAP significa “oligosacáridos fermentables, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables”. Presente en muchos alimentos, los FODMAP son pequeñas moléculas que las bacterias del intestino convierten en gas.

Conozca más sobre la dieta baja en FODMAP Learn More about the Low FODMAP Diet

¿Cómo sabes cuando un niño no verbal tiene dolor de estómago?

El dolor crónico hace que un niño cambie su comportamiento. Los bebés y niños pequeños no van a comer cuando les duela al comer o temen que les duela al comer. Los bebés y los niños pequeños dejarán de defecar si sienten dolor cuando hacen popó. La negativa para comer y la negativa a defecar son dos síntomas que indican que es hora de visitar al médico. Llorar o estar inquieto solo no siempre es un síntoma de dolor.

¿Debo mantener a mi hijo en casa debido a un dolor de estómago temprano en la mañana?

No si no hay signos de advertencia de enfermedad. Como padre, puede ayudar a su hijo a aprender a lidiar con un desorden funcional. Recuérdele al niño que el dolor abdominal funcional no es peligroso y que el dolor no será diferente en el hogar o la escuela, por lo que el niño también puede ir a la escuela y aprender.
Algunos niños y adolescentes tienen diarrea y dolor debido al intestino irritable que llega todas las mañanas y dura varias horas. Unos pocos más experimentan náuseas y vómitos intensos en la parte superior del abdomen durante varias horas cada mañana. Estos síntomas funcionales a primera hora de la mañana se pueden tratar con éxito con amitriptilina en dosis bajas a la hora de acostarse.

¿Te ayudó este artículo?

IFFGD es una organización de educación e investigación sin fines de lucro. Nuestra misión es informar, ayudar y apoyar a las personas afectadas por trastornos gastrointestinales.
Nuestro contenido original está escrito específicamente para los lectores de IFFGD, en respuesta a sus preguntas e inquietudes.
Si le resultó útil este artículo, considere apoyar a IFFGD con una pequeña donación deducible de impuestos.
Adaptado de la Publicación # 809 de IFFGD por Paul Hyman, MD, Profesor de Pediatría; Jefe de la División de Gastroenterología Pediátrica, Hospital de Niños y Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad Estatal de Louisiana, Nueva Orleans, LA.

Únase a la conversación

girls hug
Manténgase actualizado sobre las últimas noticias, historias, consejos, puntos destacados de investigación y más.

Regístrese para recibir el boletín electrónico
Conectase a través de Facebook
Hablando de Trastornos Gastrointestinales en Niños

Recursos

books
Un poco de conocimiento puede hacer una gran diferencia.
La mayoría de la información en nuestra biblioteca está escrita por líderes de pensamiento médico de todo el mundo.
Aproveche hoy.
Biblioteca de Publicaciones
Hablando de Desórdenes GI en Niños
Definiciones Médicas

%d bloggers like this: